China

China tiene una larga tradición de alfombras. Las alfombras originales, probablemente usadas como mercancía, están fechadas en más de 2.000 años atrás y fueron utilizadas como alfombras para las cortes imperiales. Sin embargo, el arte de las alfombras de nudos fue introducido sobre los siglos XV y XVII en China.

Los patrones en algunas de las alfombras chinas de mayor densidad de nudos a menudo provienen de los motivo utilizados por los pintores de porcelana y seda. En algunos casos, los motivos también muestran antiguos símbolos religiosos en los que se pueden distinguir dragones. Los símbolos en estas alfombras ocasionalmente tienen orígenes taoístas o budistas.

En las alfombras antiguas se pueden encontrar hilos de urdimbre delgados en algodón lo que junto con hilo para el pelo áspero resulta en grandes nudos y alfombras que son bastante gruesas pero al mismo tiempo suaves y flexibles. Estas alfombras se fabrican en las provincias de Kansu, Ningxia, Suiyan y en Mongolia Interior, cerca de la ciudad de Baotou (las alfombras Baotou, suelen ser pequeñas y se caracterizan por paisajes y motivos simbólicos en azul en diferentes matices. Posteriormente Shansí-, Jopei y Shantung- se añadieron como algunas de las provincias de fabricación.

En las alfombras más modernas y de nueva fabricación parece una variedad de diferentes motivos, por ejemplo flores y motivos típicos persas. Estas alfombras están hechas con lana hilada a máquina, teñidas por el sol y colores resistentes al lavado. Una gran parte de las alfombras nuevas son gruesas y compactas debido a la doble trama que se utiliza (dos capas de hilos). La técnica usada en los nudos son senneh (asimétricos). La producción de estas alfombras se hacen hoy en las ciudades de Beijing, Tianjin y sus alrededores.

Fonte: carpetvisa.com